La historia de Cafés Otero


En 1956, Adolfo Otero Bobillo, atraído por las historias que sobre el café traían sus paisanos gallegos después de haces las Américas, decidió comprar un pequeño tostador de café y así iniciar un modesto negocio en su Orense natal.

Entusiasmado por el buen recibimiento que su café obtuvo entre aquellos hosteleros orensanos que habían probado sus mezclas maestras y con la ayuda de sus hijos, Adolfo, David Carlos y José Luis, decidió involucrarse por completo en el negocio, decidiendo su traslado a Madrid. Así instaló un modesto tostadero de café situado en el barrio de Carabanchel y orientándose a cubrir las necesidades de la Hostelería, iniciándose así la denominación de empresa con la que se conoce en la actualidad a Cafés Otero S.A.

Hacia 1970 y apoyado por el leve crecimiento del negocio se le dio a Cafés Otero un fuerte impulso clave para la consolidación como empresa de futuro. Cafés Otero adquirió su propio tostadero de café situado en Usera (Madrid) y modernizó su maquinaria. Fruto de ello, en los años 80 aumentó su volumen de negocio y se inició en el procesamiento del café en la República Dominicana, adquiriendo gran experiencia en la fase inicial del tratamiento del café, complementando así un amplio conocimiento del producto desde su nacimiento hasta su puesta a disposición de los clientes, con la profesionalidad que caracteriza a Cafés Otero.


Tercera generación de la saga familiar de Cafés Otero: David, Adolfo y Patricia.


En el año 2002 y obligados por el crecimiento urbano de Madrid, Cafés Otero se ve obligado a trasladar su tostadero al moderno Polígono Industrial de las Nieves de Móstoles (Madrid). Realizando un nuevo esfuerzo económico, aprovecha nuevamente la ocasión para automatizar e informatizar procesos de almacenamiento de café verde, tueste, almacenamiento de café tostado en silos y envasado.

Fruto de todo ello, Cafés Otero S.A. es en la actualidad una empresa moderna y consolidada en el mercado, como lo demuestra el hecho de atender y servir a más de 3.000 establecimientos de Hostelería. La tercera generación de la saga familiar Otero llevan las riendas de la empresa, de manos de Adolfo, Patricia y David, los nietos del fundador Adolfo Otero Bobillo.

La premisa fundamental de Cafés Otero es conseguir la máxima satisfacción de hosteleros y clientes, con una oferta de productos de altísima calidad, un trato cercano y un servicio eficaz.