viernes, 3 de noviembre de 2017

Una buena taza de Café Expreso

La obtención de una buena extracción de café depende en todo momento del personal encargado de efectuarlo. Os damos algunos consejos.



En el momento en que llega el café a nuestras manos, tenemos la responsabilidad de extraerle todas sus cualidades consiguiendo una taza de café con sabor, cuerpo, crema y aroma.

Recordemos que un café de calidad podemos convertirlo en un café vulgar. También debemos ser pacientes a la hora de hacer café expreso, recordando que el tiempo idóneo de erogación de un café (tiempo que tarda en caer) es de 15 a 20 segundos.

Consejos para la elaboración de una taza de Café Expreso:

En condiciones normales, siempre que sea posible, debemos conseguir una serie de normas generales que nos ayudarán a sacar el máximo rendimiento al café.
· Presión de la caldera: Máximo 1 bar.
· Presión de la bomba: 8-10 bars.
· Temperatura del agua del grupo: máximo 94º.
· Nivel del agua de la caldera: medio.
· Punto de molido correcto.
· Dosificación: 7-8 gr.
· Estrellas del dosificador siempre llenas.
· Caída del café: de 15 a 20 segundos.
· Tazas calientes y de fondo cóncavo.
· Agua depurada.

Compártelo